El problema de la delincuencia

balanza_justicia.jpg

Citas de “Los cuatro libros clásicos de Confucio” I

Los que gozan siempre de lo suficiente para mantenerse, disfrutan de paz interior. Quienes se ven sumidos en la miseria pierden esta paz interior y no hay maldad de la que no sean capaces: violarán las leyes, pervertirán las costumbres, eliminarán de su corazón todo buen sentimiento, se entregarán a todos los vicios. Si se espera que el pueblo llegue a esta situación para reprimirle con castigos, no se hace más que prepararle una trampa. Un príncipe lleno de virtud y bondad no puede preparar trampas a su propio pueblo.

No voy a comentar el pensamiento del gran sabio chino, solo voy a decir que además de la delincuencia común, la que según Confucio nace de la miseria, existen otras clases de delincuencia, las cuales se me ocurren son hijas de la codicia, estas serían las “de cuello blanco” cuando sus miembros pertenecen a la clase social alta y la llamada de “cuello azul” en el Perú y que es propia de la clase media, entendiendo como clase media a aquella que sin ser rica no pasa por apreturas económicas, en ningún caso nuestra clase media de 300 o 400 mil pesos mensuales.

Entiendo que las delincuencias de cuello blanco y cuello azul causan mucho más daño a la sociedad que la delincuencia común, pero por diversas razones sus crímenes pasan casi desapercibidos.

Escribí este breve artículo para decirle a nuestros gobernantes y clase política que en el país hay por lo menos un ciudadano que les responsabiliza directamente a ellos por el problema de la delincuencia.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS
Cerrar