Los frenos y el frenado seguro

1294272589238-Copia_de_NO_HAY_RESURRECCION.jpeg

Para que el sistema de frenos de un vehículo pueda cumplir su cometido tiene necesariamente que ejecutar o realizar dos funciones, sin cualquiera de las cuales esto sería imposible: La primera función es convertir la energía cinética o del movimiento del vehículo en otra forma de energía, el calor. Esto se logra como consecuencia del roce entre un elemento móvil del conjunto de frenaje, como es el tambor o el disco, contra un elemento fijo, como es el forro de freno, ya sea como balata adherida a una zapata o “pastilla” a unas pinzas.

La segunda función es la de disipar el calor en el medio ambiente, es decir transferir la energía al aire que circunda al vehículo. De este modo al transferirse calor al ambiente se está restando energía cinética al móvil y como esta depende tanto de la masa como de la velocidad y la primera permanece constante, lo que este pierde es velocidad, justamente lo que se pretende.

Ahora bien, ¿Qué sucede con el calor que no puede ser recibido instantáneamente por el aire circundante?. Simplemente se queda momentáneamente en el conjunto de frenaje, calentándolo. Lógicamente que si se persiste en la aplicación de los frenos los conjuntos de frenaje se van calentando más y más hasta que llega el instante en que ya no pueden aceptar más calor, es en esos momentos cuando se produce lo que alguien dio en llamar el “desvanecimiento” de los frenos, es decir la pérdida total de la capacidad de estos para producir el efecto para lo cual fueron creados, es decir para disminuir la velocidad y llegar hasta la detención del vehículo. Claro que en realidad la capacidad de frenaje se va perdiendo gradualmente y el conductor podría darse cuenta de que con cada frenada o con cada minuto que mantenga presionado el pedal del freno este se va poniendo más duro y el vehículo se refrena cada vez menos.

El término “desvanecimiento” utilizado para explicar el fenómeno de la pérdida de frenaje, se basa fundamentalmente en lo inexplicable que resulta al ignorante la pérdida de capacidad de frenaje.

Los vehículos de carga, camiones y buses, incluso taxibuses, tienen sistemas como el freno de motor y los retardadores, que tienen por objeto producir el refrenado del vehículo y por su intermedio preservar los frenos sobre las ruedas; esos de balatas y discos y discos y pastilla, para parar en casos de emergencia o para detenerse cuando por diversas razones haya que hacerlo.

Como se entenderá, es de una importancia vital que todos los conductores conozcan a cabalidad todo lo relacionado con los frenos y retardadores, ya que estos sistemas están directamente relacionados con la seguridad, siendo los únicos capaces de detener un vehículo y evitarun accidente que de otra manera sería inevitable.

Es de responsabilidad de la autoridad el asegurarse de que todos los conductores de vehículos motorizados conozcan todo sobre la materia, la misma responsabilidad les cabe a los empresarios del transporte con respecto a sus choferes.  Es importante que a los choferes se les entregue el respectivo manual del conductor, ya que los fabricantes incluyen e el todo lo que este debiera saber, tanto para operar yconducir adecuadamente, como para solucionar algún pequeño gran problema que pueda producirse en cualquier momento del viaje.

|

Comentarios

Muy interesante su blog, a pesar que no soy conductor aún , me pareció sumamente útil el tema expuesto.

saludos

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar